EL ULTIMO REBELDE es un blog dedicado a.... Guillermo Barros Schelotto ... un futbolista Argentino excepcional, multicampeón e idolo indiscutido. GRACIAS POR VISITARNOS !!! esperamos que te guste ...

El adios a GUSTAVO EBERTO

Gustavo Eberto fue campeón del sudamericano juvenil sub 20

El arquero Gustavo Eberto, cuyo pase pertenecía a Boca Juniors pero se hallaba inactivo víctima de un cáncer, murió hoy a los 24 años y sus restos serán velados en la ciudad correntina de Paso de los Libres.La causa del deceso fue el desenlace de la penosa enfermedad que ya lo había sentenciado.Eberto había nacido el 30 de agosto de 1983 en Paso de los Libres y en la provincia de Corrientes pasó muchos de sus años infantiles atajando para el club Banco Provincia, eterno rival de Leoncinhos, de Uruguayana, ciudad brasileña ubicada en el límite con la Argentina. A los 15 años ingresó a Boca, descubierto por el ex arquero Víctor Civarelli y el preparador físico Alfredo Altieri, los enviados del club que fueron a Corrientes para detectar talentos. Entre cuatrocientos postulantes, Gustavo Eberto fue el elegido por los especialistas. Eberto vivió entonces en la pensión donde se alojaban los juveniles, a metros de La Bombonera, pero también continuó los estudios secundarios en el Colegio Joaquín V. González, de Barracas, a metros del complejo de Casa Amarilla. El arquero de Boca se consagró campeón sudamericano con el seleccionado juvenil sub 20 cuando la Argentina le ganó por 1 a 0 -con gol de Fernando Cavenaghi- a Colombia y se adjudicó invicto el torneo jugado en Uruguay en enero de 2003. Debutó en Boca en el torneo Clausura de 2003, cuando el equipo era dirigido por Carlos Bianchi. En los primeros días de febrero pasado, Eberto era el guardavallas de Talleres de Córdoba -cedido a préstamo por Boca- y se había convertido en la figura del equipo que jugaba en la Primera B Nacional.



El equipo de Boca le daba la bienvenida luego de
haberse incorporado a las prácticas

Pero antes de un partido con Atlético de Rafaela, el 20 de febrero 2006, debió ser internado en la clínica Suizo Argentina, de la ciudad de Buenos Aires, para determinar el origen de unos problemas físicos que lo incomodaban y le causaban dolor. El diagnóstico fue tremendo: cáncer en los testículos. Y lo llevó a someterse a un tratamiento, que lógicamente minó sus fuerzas.Sin embargo, el cariño de la gente y su fuerte convicción religiosa lo ayudó para recuperarse y volver a los entrenamientos en Boca, interrumpidos ante cada instancia del tratamiento mencionado.Este lunes su muerte empañó la alegría de la masa "xeneize" y de los miles de amantes del fútbol, que lloran la pérdida de un joven deportista.


FUENTE: http://www.ambitoweb.com/

No hay comentarios.: